ARTE BARROCO EN SALA PEDRO OLMOS

" JOHANNES VERMEER, OBRAS COMPLETAS "

Reproducciones del maestro holandés Jan Vermeer en homenaje a 39º aniversario del museo

24/10/2005

Fuente: Museo de Artes y Artesanías de Linares

El Museo de Arte y Artesanía de Linares continuando con su temporada 2005 celebró oficialmente sus 39 años de vida institucional al servicio de la cultura linarense, inaugurando el pasado 20 de Octubre en la Sala Pedro Olmos, la exposición " Johannes Vermeer, Obras Completas " . Esta muestra que estará abierta a público hasta el próximo domingo 27 del mes en curso, consta de 35 reproducciones en tamaño natural del artista holandés del Siglo XVII Johannes Vermeer, quien junto a Rembrandt y Frans Hals representa un hito dentro de la pintura holandesa barroca . La exposición cuenta con el patrocinio de la Municipalidad de Linares a través de su Instituto Cultural y de la Corporación un Espacio para el Arte, Artequin y con el alto auspicio de Buses Linatal., Luz Agro Ltda. y Supermercados El Pilar. Esta exposición se inserta en un momento en que la revisión teórica de la historia del arte mundial, está reanalizando la obra de Vermeer, por constituirse, entre otros maestros de la pintura mundial, en un paradigma de la fusión de la pintura y la fotografía. Johannes Vermeer nació en la ciudad de Delft, Holanda el año 1632, cuando el norte de Europa estaba entrando de lleno en el naciente capitalismo. Las grandes temáticas de la pintura, historia, mitología y religiosidad, habían dado cabida a los temas cotidianos. Bajo este contexto se logra entender la importancia de la obra de Vermeer, un maestro de lo íntimo, que a su fuerte marca barroca suma una rigurosidad renacentista y un contenido digno de cualquier científico. El trabajo de Vermeer se presenta como una pintura tradicional, con un dibujo riguroso que lograba a través de la experimentación de las técnicas derivadas de los estudios de la óptica clásica ya que ocupaba como apoyo a su obra una cámara oscura, con la que captaba las imágenes de la realidad visible con mayor precisión. La vida de Vermeer es tan enigmática como sus obras. Si bien no se le conocen estudios formales de arte, se sabe de su ingreso al gremio de San Lucas, que agrupaba a creadores y vendedores de objetos de arte, allí pudo haber aprendido de un artista que fuera discípulo de Rembrandt. La complicada situación económica del país obligó a que éste se dedicara a los negocios de su padre y al comercio de objetos de arte, lo que, sumado a su obsesiva minuciosidad al momento de ejecutar sus obras, influyera en su pequeña producción pictórica: sólo 36 cuadros. Murió a los 43 años agobiado por las deudas y dejando a su esposa Catharina y sus 11 hijos en la mayor pobreza. Todas las obras de Vermeer nacen en el entorno directo del artista, su casa. Sólo dos de sus 36 pinturas corresponden a paisajes. Lo acompaña, durante su trabajo, una insistente preocupación por el detalle y un marcado contenido psicológico que impregna la atmósfera de las escenas retratadas. Sus obras nos hablan de los deseos, carencias, desafíos, creencias e intimidades de una sociedad creyente, puritana y nacionalista.

Recursos adicionales

Materias: Antropología
readspeaker