Pasar al contenido principal

Objetos mágicos en la colección de artesanías del MAAL

Equeco

Las piezas expuestas a continuación, a primera vista, pueden ser concebidas como objetos artesanales de diversa índole. No obstante, al indagar en su sentido y profundizar en sus significados y orígenes, y al relacionarlos con las creencias de sus creadores y portadores, estos muestran su verdadero propósito: son también amuletos. Así, dejan de ser meras artesanías y se transforman en objetos de protección frente al mal, o brindan fortuna y abundancia a quienes los usan.

En el mundo de la religiosidad popular, los objetos propios de la fe y los rituales, también son concebidos como instrumentos de protección y abundancia.

Cuelga de ajos y ajíes
Cuelga de ajos y ajíes. Rari, 1999. Tejido en ixtle y crin teñido. 56 x 20 x 15 cm. Colección Artesanía en Crin, Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-2674. Fotografía: Juan Pablo Turén Las cuelgas de ajos y ajíes se consideran entre las figuras de mayor tamaño de la artesanía de Rari. Comienzan a aparecer en la década de los '90.

Cuelga de ajos y ajíes

Detalle de cuelga de canastos
Ester Valdés. Detalle de cuelga de canastos. Rari, 1999. Tejido en ixtle y crin teñido. 47,5 x 3,5 cm. Colección Artesanía en Crin, Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-2464. Fotografía: Juan Pablo Turén. Las cuelgas de canasto pueden estar constituidas de 10 o 12 unidades. Reflejan abundancia y se confeccionan mediante una técnica de entramado circular.

Detalle de cuelga de canastos

Detalle de cuelga de canastos
Ester Valdés. Detalle de cuelga de canastos. Rari, 1999. Tejido en ixtle y crin teñido. 47,5 x 3,5 cm. Colección Artesanía en Crin, Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-2562. Fotografía: Juan Pablo Turén.

Detalle de cuelga de canastos

Chancho alcancía de tres patas
Chancho alcancía de tres patas. Quinchamalí. Greda modelada, pulida, cocida y pintada. 14 x 11,3 x 17 cm. Colección Cerámica, Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-612. Fotografía: Juan Pablo Turén. El chancho de tres patas de Quinchamalí es un amuleto poderoso. Brinda fortuna, amor y salud a su dueño.

Chancho alcancía de tres patas

Trenza de la abundancia
Trenza de la abundancia. Calabaza, semillas y fibras vegetales. 43 x 34 x 8 cm. Colección Cestería, Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-53. Fotografía: Juan Pablo Turén. Posiblemente, este ejemplar fue elaborado en Villa Alegre en el marco de un programa estatal de fomento artesanal organizado a inicios de los años '70.

Trenza de la abundancia

Trenza de la abundancia
Trenza de la abundancia. 1985. Calabaza, semillas y fibras vegetales. 43 x 35 x 8 cm. Colección Cestería, Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-300. Fotografía: Juan Pablo Turén. Posiblemente, este ejemplar fue elaborado en Villa Alegre en el marco de un programa estatal de fomento artesanal organizado a inicios de los años '70.

Trenza de la abundancia

Billetera de rana
Billetera de rana. Cuero de rana seco. 22 x 12 x 6 cm. Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-393. Fotografía: Juan Pablo Turén. En diferentes culturas del mundo, las ranas son considerados como animales mágicos capaces de brindar fortuna. Su piel ha sido utilizada para confeccionar billeteras. En algunas ocasiones, la rana disecada porta billetes en sus fauces para asegurar prosperidad económica.

Billetera de rana

Equeco
Equeco. Cerámica. 20 x 27 x 14 cm. Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-358. Fotografía: Juan Pablo Turén. En el altiplano andino, el equeco es un amuleto que atrae prosperidad y abundancia. Su origen posee larga data y su existencia se consolida con la instauración de la fiesta de Alasita a fines del siglo XVIII. En la actualidad se ha transformado en un amuleto desterritorializado de amplia influencia.

Equeco

Palma con espiga de trigo
Palma con espiga de trigo. Tejido vegetal. 22 x 12 x 6 cm. Colección Cestería, Museo de Arte y Artesanía de Linare. N.º inv. 300-158. Fotografía: Juan Pablo Turén. En la liturgia católica de Semana Santa, las palmas bendecidas recuerdan a los ramos de olivo que los habitantes de Jerusalén utilizaron para aclamar el paso de Jesús. La religiosidad popular las ha resignificado como objetos mágicos, como amuletos protectores del hogar y la familia.

Palma con espiga de trigo

Escapulario del Sagrado Corazón de Jesús
Escapulario del Sagrado Corazón de Jesús. Tela cosida y bordada con hilo, láminas de metal, mostacillas y lentejuelas sobre soporte cartón. 23,5 x 8,5 x 0,5 cm. Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-205. Fotografía: Juan Pablo Turén. El escapulario del Sagrado Corazón de Jesús es un objeto poderoso capaz de proteger a quien lo porta de distintos males, incluso de la muerte.

Escapulario del Sagrado Corazón de Jesús

Crucifixión de mimbre
Crucifixión de mimbre. 1990. Mimbre tejido sobre madera. 35,5 x 15 x 6,5 cm. Colección Cestería, Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-35. Fotografía: Juan Pablo Turén.

Crucifixión de mimbre

Rosario de ónix
Ana Zúñiga Quezada. Rosario de ónix. 1983. 90 x 3,2 x 1,8 cm. Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-424. Fotografía: Juan Pablo Turén.

Rosario de ónix

Cruz de marfil
Germán Mourges. Cruz de marfil. 1987. 3,1 x 2,3 x 0,6 cm. Museo de Arte y Artesanía de Linares. N.º inv. 300-449. Fotografía: Juan Pablo Turén. El marfil es un material privilegiado en la elaboración de amuletos y talismanes porque, de acuerdo a creencias, posee un efecto apotropaico.

Cruz de marfil

Cuelga de ajos y ajíes
Detalle de cuelga de canastos
Detalle de cuelga de canastos
Chancho alcancía de tres patas
Trenza de la abundancia
Trenza de la abundancia
Billetera de rana
Equeco
Palma con espiga de trigo
Escapulario del Sagrado Corazón de Jesús
Crucifixión de mimbre
Rosario de ónix
Cruz de marfil